jueves, 16 de junio de 2016

Transhumanismo en el Euskalduna


Antesdeayer fue el Global Innovation Day 2016 que organiza anualmente desde 2011 Innobasque, la agencia vasca de innovación, en el palacio Euskalduna de Bilbao.

No penseis en un entorno técnicamente selecto donde solo acceden los que tienen patentes que la industria mira con deseo, ni nada parecido, no hay que tener ningún nivel tecnológico para estar allí, es la clásica feria promocional del sector para el sector, con la participación del gobierno vasco (supongo que pondrán pasta, pasa el lehendakari, tienen su stand Iberdrola y Euskaltel...) y las empresas pagan para tener su espacio en el que mostrar su innovación (y su labia). 

Basicamente, se trata de haber ido mas allá de ser la clásica empresa que solo hace aplicaciones web, y hacer algo medianamente nuevo.

Todo correcto, no quito ningún mérito a quienes salen en la foto, que seguro que innovadores son, y al final no va a ser todo Silicon Valley y parir patentes que guien el devenir del mundo. Ojo, que en Bilbao hay nivel como en cualquier lado (el otro día Amazon compró Ticketbis por 165 millones de euros), pero nos acostumbramos a mucha noticia tecnológica en este mundo globalizado, y parece que en tu puta ciudad no puede haber nivel tecnológico por que no tienes el MIT ni un modo de vida a lo Silicon Valley (¿O sí? Por que conozco a mas de uno que...).

No critico para nada a los figurantes, ni quiero señalar la obviedad de que el GID no pasa de una acción comercial para hacer networking contactos, relacionarse comercialmente, y hacer presencia en twitter dejando claro quien está en el escaparate. Extender la cola como un pavo real, vamos. El postureo de siempre pero con nombres en inglés y siglas del mundillo de la informática.

Pero es que lo de este año me ha matado. La charla que abría la serie de 4 ponencias (y esto es solo una parte del GID, nadie se confunda) ha ido sobre la aceleración tecnológica, la singularidad, la IA, transhumanismo (posthumanismo decían, llega la singularidad y en un tita pasas de humano a posthumano), superar la muerte, medicina tan avanzada que ya no cura si no que previene, etc

La charla la dió Jose Luis Cordeiro,podeis buscarle por la red. Algunas cosas de la ponencia de Cordeiro fueron interesantes. Siempre está bien hablar de singularidad.















Pero otras cosas directamente se le iban de las manos y se venia arriba demasiado alegremente.  


Sí, claro, nuestros hijos o los que naceran dentro de unos 30 años (una definición mas restrictiva de generación) les vamos a crear nosotros al gusto con ingeniería genética. Verás. Yo el mio le voy a encargar cachas, de ojos verdes y con alas para que mole.

Y porsupuesto que pega como una cosa para hablar en un evento de innovación. Porsupuesto que si. 
Pero a mi lo que me mata, es que tu vas a hacer marketing y posturear al Euskalduna, hablas, te cruzas con contactos del mundillo, despliegas tus bonos a Carisma si es que los tienes, te comes entre 0 y muchas roscas, dejas tu presencia de que has figurado en la foto, y te vuelves a la oficina.

Vienes de que te hablen de que en el futuro se construirá con la mente, diademas que codificarán tus pensamientos y los enviarán por wifi (telepatía), la información que crece exponencialmente... que si, muy bonito, y es muy de innovación como para hablar de ello, pero tu vuelves a tu oficina y tienes unos datepicker que según hagas nosequé, petan, un combo que tenía que estar bloqueado por que lo pone en el funcional, y te lo han dejado sin bloquear, literales desmapeados del .properties, lo mas automatizado que tienes es un ecosistema de integración continua (...y con un canto en los dientes...), y te recuerdan que mientras Cordeiro hablaba del futuro, la singularidad, que vamos a dominar la inmortalidad, conquistar el universo etc, en la Universidad del País Vasco está sufriendo retrasos un insignificante proyecto de una maldita pulsera wearable para la medición de estrés. 

Esto no niega nada de lo que se diga sobre la singularidad, pero me resulta muy curioso que nos lancemos a hablar de vencer a la muerte, derechos humanos para robots al mas puro estilo Asimov etc, mientras luego tenemos fallos en algo (con perdón) tan sencillo como hardware para medirte el estrés, que es algo que como tal ya está inventado encima. Que espere un poco el futuro. No empecemos todavía la guerra contra las maquinas.
 

Una cosa es hacer de más a AlphaGo, esa supuesta "IA de google que juega al go", vendiendo que es mas IA de lo que es (con todo su mérito, no pasa de lo que llaman aprendizaje profundo, mejorando sus capacidades a base de jugar contra otra instancia de sí mismo), o mezclar la acepción IA mas fantasiosa con las acepciones mas sobrias del término (Tay hubiese sido una IA) al decir que ya hemos inventado la IA, y otra cosa muy distinta es empezar a acelerar la ciencia y a ponernos en esas, que somos la última generación de nacidos sin ser diseñados.

El progreso es una cosa maravillosa, nuestros bisabuelos pensarían que hacemos magia con las teleco actuales, la ciencia es fabulosa, y todo eso, pero estas cosas llevan su tiempo, incluso teniendo en cuenta que la curva tecnológica realmente es cada vez mas acusada. 
Antes de llegar al posthumanismo pasando por el transhumanismo, vamos a dar un plazo a que toda esta ciencia ficción (por que hoy en día es lo que es) se vuelva real, se asiente, etc, y ya si eso luego nos venimos arriba con discursos mas propios de Eclipse Phase.

El año pasado p.ej las ponencias fueron sobre innovación en un aspecto abstracto, casi social, la filosofía de la innovación, vivir la innovación y charlas casi motivacionales que no te dicen nada (si quereis, es el equivalente a hablar de teoría rolera en el rol, muy bonito, pero casi más prácticos si vamos mas allá de la charleta), aunque también hubo mas en plan industrial, innovación de empresas mas potentes en procesos de fabricación, redes electricas inteligentes...

Sin mas, que a mi me gusta la singularidad, pero este año los del GID se han pasado y hablando de innovar han acabado con una ponencia de ciencia ficción. Y a mi que me encanta, oiga, pero creo que no pocos habrán salido del Euskalduna retirando esa ponencia de su memoria en favor de otros recuerdos o mensajes bastante mas reales en su mundillo diario de intentar innovar tirando de su pequeña pyme. No creo que se le acercasen muchos a Cordeiro a profundizar en su charla ni a ganarsele como contacto profesional, si ustedes me entienden :-)



No hay comentarios:

Publicar un comentario