lunes, 19 de febrero de 2018

Historia de la República Joviana


Antes de la caída, el sistema joviano era un semillero de actividad industrial y el lugar donde los gobiernos de la Tierra establecían instalaciones clandestinas es condidas de otras naciones. Las
interferencias electromagnéticas y la radiaciónvsignificaba que los visitantes se desalentarían y que el espionaje mas decidido serían caro de realizar.
Los estadounidenses, rusos, chilenos, chinos, y otros tenían presencias significativas en el sistema tanto para usos legales de recolección de recursos o puestos de avanzada, como para usos ilegales en investigación biológica, química, nuclear, antimateria y armamento.
Los estadounidenses, como parte de una empresa conjunta con otras naciones occidentales, particularmente Argentina y Chile tenían sustanciales instalaciones de fabricación de naves.

Invirtieron dinero en esas empresas en un intento de recuperar el prestigio que habían perdido al permitir a los chinos llegar y colonizar Marte primero (y a los Indios liderar en Luna). Estos astilleros, concentrados alrededor de Ganímedes, fueron pregonados en los medios como el punto de partida para la exploración espacial.
En los años inmediatamente anteriores a la caída, el sistema joviano era una sociedad industrial floreciente, que captó mucho capital de riesgo e hypercorps que alquilaban cualquier espacio posible en las fábricas orbitales o incluso latas prefabricadas.
Fue en este punto cuando aparecieron los Cilindros Reagan, cilindros excavados en asteroides, novedosos en este momento, pero obsoletos y menos seguros a día de hoy (hasta ganarse el apodo exagerado de "sarcófagos").

Todo esto llegó a un final estrepitoso con La Caída. Para que un mensaje de radio llegue a la Tierra desde Júpiter se necesita media hora incluso en las mejores condiciones, y semanas de escalada de conflicto había puesto las diversas fuerzas militares de Júpiter en estado de alerta mñaxima. Estalló la guerra de los 17 minutos (¿2213?, 1 AC).
Si bien los registros oficiales de este período todavía están altamente clasificados, la escasa información que se tiene indica que los Estados Unidos, China, y Rusia habían adoptado posiciones de batalla. Se sabe que el comandante estadounidense, el teniente general Richard Chatterson, recibió varios mensajes por enlace cuántico de máxima prioridad del Secretario de los Estados Unidos de advertencia contra ataques chinos y rusos inminentes. (Se dice que los chinos y los rusos recibieron mensajes similares, que algunos atribuyen a los TITAN).
La versión oficial de la República es que las fuerzas chinas lanzaron drones con armamento nuclear hacia Liberty Station. (Fuentes Titanesas dicen que los drones eran de reconocimiento, cuyos contenedores magnéticos fallaban y emitían radiación). En cualquier caso, Chatterson decidió no correr riesgos y ordenó atacar con todo a rusos y chinos.
Diecisiete minutos después, chinos y rusos estaban diezmados, con menos del 12% de los objetivos militares operativos, y al de 6 horas se habían reducido al 5%, aceptándose su rendición. Chatterson
y su alto mando también destruyó o incautó una serie de puestos avanzados civiles, citando preocupaciones de seguridad.
Esta acción generó la protesta general por parte de estaciones estadounidenses de que Chatterson estaba apropiándose terreno, pero fue ignorado entre el desorden general de La Caída.
En un día, Chatterson había tomado el control del sistema Joviano. Aunque los estadounidenses también habían encajado algunos golpes serios, sus fuerzas permanecieron sorprendentemente intactas, y contaron con el apoyo de sus aliados chilenos, sin embargo, solo quedó al mando brevemente.
Se creó un Consejo de Seguridad (¿2214?, 0 DC) para defender conjuntamente Júpiter de amenazas internas y externas y gestionar la crisis.
Chatterson lideró una porción de la flota joviana para luchar en las batallas sobre la Tierra; de donde nunca regresaron. En las semanas y meses después, muchos de los mejores militares y políticos del hemisferio occidental fueron evacuados a las instalaciones seguras de Júpiter.
Primero, Júpiter fue visto como un lugar seguro para escapar de La Caída, y comenzaron a llegar naves, luego, numerosos VIPs utilizaron instalaciones de egocasting de emergencia para huir a Júpiter.
El gobierno de los Estados Unidos envió (0 DC) varios miembros del gabinete, senadores y altos oficiales militares. (Entre ellos, la Presidenta Avery Affricano, antigua secretaria estadounidense de asuntos de los veteranos, ascendida según la línea de sucesión presidencial ya que fue la única superviviente del gabinete de gobierno en La Caída).
También se refugiaron allí los jefes de estado de cuatro países de america central y del sur, con sus propios líderes militares y políticos. 
Bajo la idea de que nadie consideraba la tecnología un enemigo potencial, que la Alianza Autonomista (0 DC) no sobreviviría a divisiones internas, que el Consorcio Planetario solo estaba preocupado de sus beneficios, y que la guerra contra los TITAN no había terminado, el Consejo de Seguridad se plantó firme en sus postulados bioconservadores preparándose para cuidar de sí misma. 
El sistema Joviano, ante este estado de cosas, aceptó la seguridad que ofrecía la Flota Joviana se unificandose bajo ella, a excepción de Europa y los anarquistas de los Troyanos.

Era terriblemente claro que las viejas estructuras gubernamentales de la Tierra estaban hechas jirones como poco. Las disputas sobre quién tenía autoridad comenzaron a explotar. Las naves de refugiados continuaban llegando al sistema, y aparecían crisis de refugiados por hábitats saturados y recursos insuficientes. Estaba claro que una autoridad fuerte era necesario para unir a los supervivientes, pero diversos líderes luchaban entre sí para hacer valer su autoridad. Affricano mismamente fue una firme candidata, con bastante apoyos (1 DC).
Ante un escenario de enroque del que no salía un gobierno unido, los diversos líderes militares prepararon su movimiento; tomaron la lealtad de diversas fuerzas militares, y se acercaron a algunos de los líderes políticos que les respaldaban consiguiendo su apoyo.
Cuando tuvieron apoyos firmes convocaron un consejo de mergencia, establecieron el propósito común de la supervivencia de la humanidad joviana, y emitieron una declaración de emergencia instaurando la República Joviana (1 DC).
A la par, sus comandos hicieron movimientos para tomar el control del sistema (fallaron su ataque para tomar el elevador de Conamara, en Europa). El Consejo de Seguridad, ahora cabeza de la autoproclamada República Joviana ordenó a todas las fuerzas militares del sistema agruparse bajo su mando. En esto Zane McFarlane jugó un importante papel.
El Coronel Diego Grossman, al mando de la Inteligencia de la Fuerza Espacial Joviana (JSFI) del Consejo de Seguridad se enfrentó a McFarlane, acabando por ser declarado traidor y debiendo huir con sus leales (y Avery Affricano). Su nombre se censuró de la historia de la República.
Grossman era famoso por haber liderado el ataque al astillero TITAN en los troyanos de Marte, y por haber hecho triunfar este ataque estrellando su nave contra el astillero. De alguna manera Grossman sobrevivió y fue condecorado como héroe de guerra.
La apertura de las puertas Pandora (2 DC), y el contacto con los Factores (3 DC), solo hizo mas patente que la transhumanidad avanzaba demasiado deprisa, sin control ni seguridad hacia la extinción, lo que reafirmó la intención de la República de guiar su propio destino. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario